Encender, apagar, reiniciar, cerrar apps, pagar y mucho más con el primer iPhone ‘todo pantalla’

Trucos útiles y atajos para manejar el iPhone X

Llegó el momento. Vas a la tienda y con una sonrisa de oreja a oreja pides lo que es el teléfono más prestigioso del mercado: el iPhone X. Te encanta que sea todo pantalla, es un diseño elegante y limpio. Pero… ¿cómo se supone que tienes que cerrar apps? ¿Apagar? ¿Reiniciar? ¿Usar el Apple Pay? Resulta que de repente tienes que aprender cómo funciona tu nuevo iPhone y es muy diferente a lo que habías visto hasta ahora.

Encender y apagar

Un iPhone X se enciende igual que todos los teléfonos de Apple. Mantén presionado el botón de encendido hasta que aparezca el logotipo de la manzana. Fácil. Pero la cosa se complica al apagar el dispositivo.  Para apagar el iPhone X, tendrás que pulsar el botón derecho a la vez que una de las teclas del volumen hasta que te salga el regulador en pantalla. Luego, deslizas el dedo hacia la derecha. Fácil.

Cerrar aplicaciones

El proceso es un poco complicado. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: cerrar aplicaciones es malo para la autonomía de la batería. El iPhone automáticamente congela las aplicaciones que no estás usando. Por ese motivo, si cierras la aplicación y la vuelves a encender, estarás obligando al teléfono a volver a cargar toda la información desde cero, haciendo que el teléfono consuma más batería.

Por ese motivo, solo recomendamos cerrar las aplicaciones si se han bloqueado o no funcionan. Para hacerlo, tendrás que deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla y mantenerlo. La multitarea se va a activar. Toca con el dedo la aplicación hasta que aparezca un botón rojo. Pulsa el botón rojo y habrás cerrado la app. Que sea tan complicado es porque Apple quiere que dejemos de cerrar apps innecesariamente.

Trucos útiles y atajos para manejar el iPhone X

Abrir el centro de control (WiFi, Datos, Bluetooth…)

Desliza el dedo desde la parte superior derecha de la pantalla hasta al centro. Automáticamente se te abrirá el panel de control y podrás manejar todas las conexiones de tu móvil, así como brillo, linterna, alarmas y todo lo que tú hayas querido personalizar.

Fácil alcance

Algo que ya habíamos visto desde el iPhone 6: si tocabas (sin pulsar) el botón de inicio dos veces, se te quedaba media pantalla vacía. Esto te facilita manejar el móvil con solo una mano cuando estás en apuros. En el iPhone X, simplemente tienes que hacer un movimiento muy corto con el dedo: deslizar desde la parte inferior de la pantalla hacia abajo.

Captura de pantalla: Pulsa el botón lateral e, inmediatamente después, el de subir volumen.

Instalar apps: Tras seleccionar una app en el App Store, haz click dos veces el botón lateral para descargarla.

Usar Apple Pay: Toca dos veces el botón lateral y mira la pantalla.

¡Perfecto! Ya puedes disfrutar de tu iPhone X al completo. Pronto todos los teléfonos serán full-screen, y tú ya sabrás como se utilizan.